Visita nuestro PinterestVisita nuestro canal de YoutubeAccede a nuestro perfil de Google+Síguenos en TwitterSíguenos en Facebook
Suscríbete a nuestro blog:



Nube de etiquetas

Anything in here will be replaced on browsers that support the canvas element


El Blog de Locofertón
En Locofertón tenemos las mejores ofertas y descuentos de los comercios de tu zona. En este blog queremos ofrecer consejos, trucos y curiosidades relacionados con todos los temas de vuestro interés. Estos pequeños consejos están elaborados por un amplio abanico de expertos colaboradores que ponen a nuestra disposición todos sus conocimientos.
Bienvenidos al blog de LOCOFERTÓN


Colaborador de la semana
 Trio Davanna


Colabora con nosotros

Puesta a punto del coche


25 de mayo de 2016
Puesta a punto del coche
Antes de salir de vacaciones es importante que revisemos nuestro automóvil ya que controlar los niveles nos puede evitar sorpresas de última hora. Si hace mucho que no va al taller lo más conveniente es que pidas cita y le hagan una puesta a punto en condiciones. Pero si ya ha realizado hace poco la revisión de su vehículo o se quieres evitar algo de dinero y eres un manitas aquí va nuestro consejo.
Tendrá que revisar algunos de los aspectos importantes de su vehículo como estos: nivel de aceite, es muy importante comprobar la cantidad y calidad del lubricante, ya que el invierno y las heladas, hace que el circuito se contraiga en varias ocasiones, unido al tráfico lento que circulamos en ciudades, hace consumir más cantidad de aceite.
Los niveles se comprueban con el motor en frío y mirando las dos rayas o puntos de máximo y mínimo, el aceite ha de llegar a la mitad de las dos rayas. También es importante que compruebe el nivel de líquido del depósito de los limpia parabrisas, así como el estado de las escobillas, compruebe las pequeñas fisuras que se hacen en las escobillas, para evitar que se las lleves de vacaciones rotas.
El nivel del líquido anticongelante también es importante ya que hacemos la puesta a punto, porque a veces se suele olvidar y cuando llega el invierno no lo tenemos en condiciones. No hace falta quitar el tapón, solo tendrá que mirar el vaso de expansión, ya que dispone de un lugar traslúcido para comprobarlo. Cuando en el suelo del garaje se ve un líquido fluorescente de color amarillo será conveniente que compruebe si tiene alguna fuga. Para comprobar los líquidos de frenos, solo hace falta que se fije si baja el nivel del vaso de expansión cuando pisa a fondo el pedal del freno.
También hay que mirar el desgaste de las pastillas y discos de freno. En los neumáticos es importante comprobar el equilibrado así como el estado y las ruedas de repuesto. El grado de desgaste de las cubiertas lo puede mirar con los indicadores en la banda de rodadura, si ha llegado al ras del testigo tendrá que cambiarlos. También lo puede comprobar con una moneda de euro introduciéndola en la ranura, si se ve la parte plateada de la moneda hay que cambiarlos, ya que es menos de 3 mm. Compruebe además que no tengan cortes o abañaduras.
Si las ruedas se han desgastado desigualmente notará que el volante vibra a una velocidad media o alta. Un día antes de salir de vacaciones hay que comprobar la presión de las ruedas, si es adecuada a los niveles indicados por el fabricante, esto lo puede hacer en cualquier gasolinera. No olvide la puesta a punto de las luces, comprobar que funcionan correctamente o que están bien reguladas para que alumbren correctamente la carretera, su seguridad depende de ello. La batería, también es importante que se revise su estado, manteniendo limpio los bornes y desecharla si ves que alguno que presenta un aspecto extraño como oxidado o abultado. Hay que desecharla cuando compruebe que se sale el líquido.
Si el coche tarda en arrancar el problema puede ser en el encendido o la inyección. Hay que en los manquitos y abrazaderas, si se comprueba la salida de líquidos hay que cambiarlos. Los cables y filtros hay que examinar los plazos de revisión que indica el fabricante. Es importante limpiar las bujías si están sucias elevan el consumo de combustible. Los chirridos y ruidos de las piezas, como el balanceo de la carrocería en las curvas, son síntomas de mal estado de la suspensión.
Si tras comprobado el deterioro o rotura de alguno de los componentes de su vehículo, se da cuenta que no sabe o puede cambiar la pieza que falla, le aconsejamos que lo lleve a su taller de confianza.