Visita nuestro PinterestVisita nuestro canal de YoutubeAccede a nuestro perfil de Google+Síguenos en TwitterSíguenos en Facebook
Suscríbete a nuestro blog:



Nube de etiquetas

Anything in here will be replaced on browsers that support the canvas element


El Blog de Locofertón
En Locofertón tenemos las mejores ofertas y descuentos de los comercios de tu zona. En este blog queremos ofrecer consejos, trucos y curiosidades relacionados con todos los temas de vuestro interés. Estos pequeños consejos están elaborados por un amplio abanico de expertos colaboradores que ponen a nuestra disposición todos sus conocimientos.
Bienvenidos al blog de LOCOFERTÓN


Colaborador de la semana
 Trio Davanna


Colabora con nosotros

De empleado a empresario


19 de octubre de 2015
De empleado a empresario
Cuántas veces hemos escuchado eso de “que harto estoy de mi trabajo, si no fuera por el hecho de que constituye mi sustento familiar”. También, a jóvenes estudiantes, con empleos precarios, decir que necesitan un negocio propio que les genere ingresos extras. ¿Y qué tiene de malo? Si es la nueva línea económica en nuestro país, que nos empuja a ello, así como ese pensamiento general que nos inculcan en los medios, de que en España todo negocio prospera.
Muchas personas crean su pequeño o mediano negocio, gracias a su esfuerzo y con todos los ahorros de su trabajo mal remunerado. Lo malo no es haber empezado, si no en que se basaron para escoger la idea de su proyecto en base a sus conocimientos, sus ilusiones o bien porque es la moda y a cierta persona le fue bien con ese tipo de empresa. Lo peor es, cuando un comerciante que apenas ha iniciado su negocio, a los 6 meses le han plantado otro frente a al suyo y además mejorado.
 Pero lo más importante es dar el paso, saltar de la silla coger el teléfono y hablar con el amigo de confianza, para decirle que es hora de iniciar la empresa y aventurarse en ese mundo de negocios desconocidos.
Y entonces ocurre, la emoción nos invade y nos inyecta endorfinas beta, adrenalina y todo lo demás, para mentalizarnos en montar una empresa de la noche a la mañana, y sin tener una justificación para tal desafío. Vamos a marcar unas pautas, según la experiencia personal y de expertos que han contribuido a formar a  profesores, negociantes y estudiantes emprendedores.
No dejes tu trabajo. Si estas pensando en entrar al mundo de los negocios y piensas montar una empresa, no pienses en abandonar tu empleo a menos que te genere beneficios como para duplicar tu sueldo.
La importancia de formarse. Necesitaras aprender mucho, muchísimo, porque tienes que “desaprender” todo lo que te enseñaron, para vivir la experiencia propia que es lo más difícil. Harás un estudio de mercado, las utilidades a largo plazo, estrategias de ventas, publicidad, marketing…. Así también, empresas o negocios que vayan bien te servirán como ejemplo.
Mentalízate a lo grande. No pienses que tu empresa será pequeña, si lo haces a largo plazo, entonces es mejor que lo dejes a menos que lo requieras como un entretenimiento. Tu proyecto debe pensarse en grande, aunque tu capital sea de 0 €.
Riesgo existente. No olvides que el 70% de los negocios o empresas pequeñas y medianas en España, creadas con capital de riesgo, fracasan entre los 3 y 5 primeros años. Por ello no es malo tener en cuenta el FRACASO en tus planes de futuro. De este modo todo estará dentro de tus planes, y no te sentirás mal pues lo has considerado previamente y estás preparado.
Edúcate. Acude a eventos, seminarios, cursos todo lo que tenga que ver con el negocio que vas a emprender acércate a algún experto en ventas, marketing, tecnologías, publicidad, lo que sea, y aprende todo lo que puedas de él.
Consigue a un experto. Contacta con personas que sea expertas en varios ramas, y que su reputación hable por ellas. Normalmente tienen visiones diferentes a todos los demás, y mejor aun si son académicos de alguna universidad o institución.
Controla el gasto. Modera tus gastos, aprende a invertir el dinero que llegue a tus manos, por ejemplo: Un coche de 30.000 €, bien sea a crédito o de contado, no es ninguna inversión, si el retorno del capital no existe. Al contrario, es un lujo que no te puedes dar. A  menos que seas dueño de una empresa muy potente. Con 400 € puedes pagarte un curso, y formarte en algún tema específico, para comercializar más adelante tus productos. 
No le hagas caso a la gente. Todos sabemos que la fórmula del éxito es desconocida, pero la del fracaso es la de proponerse darle gusto a todos. Ten por seguro que te van a criticar, a desmoralizar. Pero no te preocupes, forma parte del proceso de crecer, si logras salir de eso , pronto se darán cuenta que estabas en lo cierto.