Visita nuestro PinterestVisita nuestro canal de YoutubeAccede a nuestro perfil de Google+Síguenos en TwitterSíguenos en Facebook
Suscríbete a nuestro blog:



Nube de etiquetas

Anything in here will be replaced on browsers that support the canvas element


El Blog de Locofertón
En Locofertón tenemos las mejores ofertas y descuentos de los comercios de tu zona. En este blog queremos ofrecer consejos, trucos y curiosidades relacionados con todos los temas de vuestro interés. Estos pequeños consejos están elaborados por un amplio abanico de expertos colaboradores que ponen a nuestra disposición todos sus conocimientos.
Bienvenidos al blog de LOCOFERTÓN


Colaborador de la semana
 Trio Davanna


Colabora con nosotros

Consejos para conservar el pan


16 de mayo de 2014
Consejos para conservar el pan
Una tarea diaria en muchos hogares es la compra del pan. El pan recién comprado es muy apetitoso, crujiente y blandito a la vez.
Sin embargo, es un alimento que se endurece con mucha rapidez, porque pierde humedad.
El pan se obtiene de la cocción de una pasta hecha a base de harina y agua, a la que se añaden levadura y sal. La levadura es lo que genera en la masa unas burbujas de dióxido de carbono, que hacen que el pan esté crujiente.
Una vez que se hornea esta masa, las moléculas de almidón se van cristalizando progresivamente, lo que se conoce como retrogradación. Así, el pan va perdiendo, según van pasando las horas, ese aroma y sabor iniciales.
Es fundamental la manera de conservar ese pan en casa, puesto que es lo que hace que dure más o menos tiempo.
Debemos conservar el pan a temperatura ambiente, de una media de 20 grados, y no introducirlo en la nevera, ya que el frío acelera su desintegración.
No hay que exponerlo al sol, sino guardarlo en un lugar seco. La humedad podría hacer que saliesen mohos en el pan.
Utilizando una bolsa de tela o de papel conseguiremos reducir la pérdida de humedad. No ocurre lo mismo si usamos una bolsa de plástico, que no deja que el pan respire.
No ocurre lo mismo si es pan de molde. En este caso, es mejor guardarlo en su embalaje original, especial para retener la humedad, ya que, además, éste ya está cortado.
Además, si queremos congelarlo, sí que podemos usar el plástico o el papel de aluminio.
Para descongelarlo, se debe sacar sólo la porción de pan que se va a consumir, dejando que se descongele a temperatura ambiente y sin bolsa. Se puede meter el trozo de pan al horno, unos cinco minutos, para tener un pan como recién hecho. En este caso, hay que consumirlo inmediatamente, ya que si se enfría se endurece rápidamente.
Finalmente, también deberemos saber que cuando más grande sea el pan, más tiempo se conservará en buenas condiciones, ya que la corteza es más gruesa y protegerá mejor la miga, que es donde se conserva la humedad del alimento.


Tags: hogar -  pan -  consejos