Visita nuestro PinterestVisita nuestro canal de YoutubeAccede a nuestro perfil de Google+Síguenos en TwitterSíguenos en Facebook
Suscríbete a nuestro blog:



Nube de etiquetas

Anything in here will be replaced on browsers that support the canvas element


El Blog de Locofertón
En Locofertón tenemos las mejores ofertas y descuentos de los comercios de tu zona. En este blog queremos ofrecer consejos, trucos y curiosidades relacionados con todos los temas de vuestro interés. Estos pequeños consejos están elaborados por un amplio abanico de expertos colaboradores que ponen a nuestra disposición todos sus conocimientos.
Bienvenidos al blog de LOCOFERTÓN


Colaborador de la semana
 Trio Davanna


Colabora con nosotros

Calcula tu presupuesto mensual


05 de mayo de 2014
Calcula tu presupuesto mensual
¿Sabes cuál es el presupuesto que tienes que tener, mes a mes, para el mantenimiento de tu hogar?
Tener previstos los gastos mensuales y saber cuáles son los gastos próximos que tendrás que afrontar es importante para mantener la economía de tu hogar en buen estado.
Calcular estos gastos no es excesivamente difícil y te servirá para vivir con mayor tranquilidad.
Puedes hacerlo con una simple hoja de Excel o con papel y boli.
En una hoja aparecerán los ingresos que puedas tener al mes, tales como nóminas, por ejemplo. Pon un ingreso medio, a la baja, para no tener sorpresas después.
En otra hoja anotaremos los gastos. Intenta recopilar todos esos gastos fijos de cada mes, tales como hipoteca, luz, gas, agua, teléfono, alimentación, combustible para el coche, … Añade también gastos que no sean mensuales pero que se paguen, de forma más o menos fija, cada año (contribuciones, seguros del hogar y del vehículo, impuestos, …).
Una buena práctica para recopilarlos es coger las facturas del año anterior y anotar todos los importes que hemos recibido.
De todas estas cantidades, calcularemos la media mensual. En el caso de los gastos no mensuales, calcularemos la parte proporcional que hemos de guardar cada mes para asumir el gasto cuando toque.
La suma de previsión de todos estos gastos debe ajustarse lo más posible a la suma de los ingresos, para que veamos cuánto dinero necesitamos destinar al mes a dichos gastos.
De la parte sobrante, deberemos guardar para imprevistos y otros gastos.
Aquí te dejamos una imagen de lo que podría ser tu plantilla de presupuesto.
Como ves, tras calcular gastos e ingresos hay una diferencia que se dedica a imprevistos y ahorro. Una buena proporción es destinar el 25 % de la diferencia a imprevistos y el 75 % a ahorrar.
Tener esta planificación seguro que te ahorra dolores de cabeza y, probablemente, de bolsillo.